Back to top

Damm ha reducido en 10 años un 45% la energía consumida por cada hectolitro de cerveza producido

Damm ha reducido en 10 años un 45% la energía consumida por cada hectolitro de cerveza producido

• La compañía invirtió 6M€ en acciones de mejora medioambiental durante 2019

• En el marco de su apuesta por la economía circular, Damm impulsó un proyecto de generación de energía renovable a partir de la cerveza retirada de los bares y restaurantes durante la pandemia

Barcelona, 21 de octubre de 2020.- Damm, como empresa comprometida con el cuidado del medio ambiente, reafirma su compromiso con la sostenibilidad impulsando medidas para ser energéticamente eficientes y reducir el consumo de recursos naturales, en línea al ODS 12 del Pacto Mundial, al que Damm se adhirió en 2019, y que tiene como objetivo final conseguir una gestión eficiente de los recursos naturales en la producción. En este sentido, la compañía lleva a cabo un ambicioso proyecto de eficiencia energética que le ha permitido reducir en un 45% la energía utilizada para la producción de cada hectolitro de cerveza durante los últimos 10 años. 

Conscientes de la necesidad de optimizar el consumo de energía en la producción, desde Damm se ha trabajado a lo largo de los últimos años para que cada producto que la compañía pone en el mercado genere el menor impacto ambiental posible. Para ello, se ha invertido en fuentes de generaciones renovables y energéticamente eficientes como la cogeneración, la trigeneración a partir de biogás o la solar fotovoltaica.

En el marco de su estrategia corporativa de reducción del consumo energético, Damm decidió a finales de los años 90 apostar por la tecnología de la cogeneración para dar servicio a algunas de sus plantas de producción. Mediante este sistema, la compañía genera energía de alta eficiencia, ya que a partir de gas natural se produce electricidad y calor que son aprovechados en los mismos centros productivos.

Actualmente Damm produce energía mediante cogeneración a través de una turbina de 10 MW ubicada en la fábrica de El Prat de Llobregat (Barcelona) y dos motores de cogeneración que ofrecen 5 MW de potencia en la maltería de La Moravia en Bell-lloc d’Urgell (Lleida). Ambas plantas de cogeneración suministran el equivalente a la totalidad del calor que se consume en la fábrica de El Prat de Llobregat y en la maltería La Moravia.

Asimismo, Damm está generando casi 3 millones de kWh de energía eléctrica a través de fuentes de generación de biogás de origen renovable en su fábrica de El Prat de Llobregat (Barcelona). Y cuenta con 13.000m2 de paneles fotovoltaicos, con una potencia total de 1,7Mw repartidos entre la fábrica y la plataforma logística que la compañía tiene en la Zona de Actividades Logísticas del Puerto de Barcelona (ZAL). La apuesta por las energías renovables permite a la compañía evitar la emisión anual de 2.160 toneladas de CO2 a la atmósfera.

“El impulso de medidas que fomenten el ahorro energético es uno de los grandes objetivos dentro de nuestra estrategia de crecimiento sostenible. Hoy en día nos satisface poder confirmar que durante la última década hemos conseguido reducir en un 45% el uso de energía para cada hectolitro producido de cerveza gracias a la implantación de medidas ecoeficientes”, afirma Juan A. López Abadía, Director Optimización de Energía y de Medio Ambiente de Damm.

Generación de energía renovable a partir de cerveza

Comprometida con el paso de un modelo de producción lineal a un modelo de economía circular, Damm mantiene una apuesta constante por la búsqueda de innovaciones que permitan revalorizar residuos y generar energía renovable. Tras el fin del Estado de Alarma en España, Damm decidió reemplazar de forma gratuita los barriles de cerveza que quedaron empezados en los establecimientos de hostelería durante los meses en los que no hubo actividad. A través de esta iniciativa se retiraron 3,5 millones de litros de cerveza que posteriormente fueron convertidos en energía de origen 100% verde.  

Para su transformación en energía, se depositó la cerveza en unos tanques que contienen unos microorganismos específicos que la digieren, produciendo un gas de origen biológico: el biogás. Posteriormente, una vez separado, el biogás es lavado y purificado, y se utiliza como combustible en una instalación de cogeneración que produce electricidad 100% de origen renovable.

Con la implantación de este sistema Damm logró un doble propósito: reducir el volumen de residuos generados y promover el ahorro energético. La transformación de la cerveza permitió a la compañía generar casi 670.000 kWh de electricidad, el equivalente al consumo medio mensual de unos 2.500 hogares españoles y reducir la huella de carbono en unos 250.000 Kg de CO2.

Más información: https://www.dammcorporate.com/es/compromiso-sociedad